22 de septiembre de 2011

"México independiente: 30 años de crisis para construir una nación (1824-1854)"


En 1824, México estuvo a punto de desaparecer. Luego del fracaso del proyecto imperial, varias provincias pensaron seriamente en la posibilidad de convertirse en naciones independientes. Fue a través de una ardua negociación que México pudo sobrevivir en lugar de seguir el camino de los países centroamericanos. Sin embargo, ese fue sólo el inicio de tres décadas en las que la existencia nacional pendió de un hilo, entre los anhelos separatistas, la debilidad de los gobiernos centrales y las ambiciones territoriales de otros países. Entre 1824 y 1854, una generación que nació y murió en dos países y un mismo territorio vio cómo el sueño de construir la mayor potencia del planeta era destruido por ellos mismos, debido a sus limitaciones y también a sus ambiciones personales. México vivía en un limbo, entre las tradiciones políticas virreinales que se negaban a morir y las nuevas prácticas republicanas que aún no existían del todo. El resultado fue una época de caos, en donde, como dijo un intelectual de esa época: "Veracruz es el lugar más bonito de México, porque es por ahí por donde se sale de él".
Los espero en mi nuevo diplomado sobre México Independiente, en el Centro de Cultura Casa Lamm. ¡Empezamos el próximo 27 de octubre!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!