10 de septiembre de 2010

¿El Bicentenario en mi cocina? (III): Gritos, héroes y TV.

Con el Bicentenario cada vez más cerca, los productos relativos a esa fecha han crecido exponencialmente. En todos los medios de comunicación te puedes encontrar alguna referencia sobre los festejos de la próxima semana. Por cierto, habría sido buena idea que el gobierno federal o el de la Ciudad de México aprovecharan esos espacios para informarnos anticipadamente sobre el cierre de Paseo de la Reforma y otras calles céntricas, debido a la preparación de las fiestas del 15 y 16 de septiembre, lo que tiene a mi ciudad totalmente intransitable. ¡A ver cómo nos va la próxima semana!
En fin, por ahora quiero hablar de dos programas que está pasando Televisa con relación al Bicentenario de la Independencia Nacional. Uno de ellos ha tenido una gran acogida, mientras que el otro, me temo, ha sido totalmente ignorado. Ello se debe, entre otras cosas, a que el primer programa pasa a las 10 pm en Canal 2 (Horario Triple A, lo que significa que es muy visto y vende mucha publicidad), mientras el otro apenas ayer tuvo su primera emisión y tuvo que competir con la simpatía de Denisse Maerker, los programas de "Pare de sufrir" que pasan en los canales 4 y 9, una serie española que transmite el 7 y una entrevista más al Golden Boy Enrique Peña Nieto, ahora en canal 13.
Me refiero a "Gritos de muerte y libertad", y a "Héroes de Carne y Hueso".
"Gritos..." (para abreviar) es una serie extraña; por lo menos para lo que Televisa nos tiene acostumbrados. Para empezar es serie, no telenovela; está filmada y no grabada (o sea que tiene técnica de cine y no de video); fue producida por la Vicepresidencia de Noticieros de Televisa, no por algún productor de los que hacen programas de espectáculos, y por último cuenta con un reparto que, me parece, intenta actuar y no lucirse (esto último lo celebro).
Los historiadores normalmente escribimos artículos en los que exponemos nuestras conclusiones sobre algún tema que estemos investigando. A esos textos les llamamos monografías. En el caso de "Gritos..." bien podríamos hablar de "Haikús historiográficos". Son pequeñas cápsulas en las que nos muestran episodios fundamentales de la Revolución de Independencia.
Hasta ahora (ya que la serie acaba el próximo 16 de septiembre), en "Gritos..." hemos visto el intento de independencia que ocurrió en 1808, el encierro de Josefa Ortíz de Domínguez, el grito de Hidalgo, su negativa a entrar a la Ciudad de México luego de ganar la batalla del Monte de las Cruces, su fusilamiento, Morelos y el sitio de Cuautla, el juicio a Morelos y su muerte, y las aventuras de Leona Vicario.
Sobre la hechura de la serie hay que decir poco; visualmente es muy bella, cuidaron hasta lo posible diversos aspectos como las escenografías, las locaciones, los vestuarios, o sea, es una serie bonita, que se ve muy bien.
Sin embargo, "Gritos..." cojea de una pata muy importante.
Al final de cada episodio, aparece una leyenda que dice, palabras más palabras menos: "este episodio fue hecho tomando como base las interpretaciones de diversos historiadores, pero nos hemos tomado la libertad de alterar algunos hechos para producir un relato más interesante".
Yo creo que, por honestidad, esa leyenda debería tener una letra más grande y aparecer al principio de cada capítulo, porque el espectador tiene que saber que le están dando una interpretación libre y no el trabajo concreto de un grupo de historiadores, a los cuales por cierto no se les da crédito (por lo menos no al principio del programa).
Esto nos lleva a que "Gritos..." tenga varios errores:
-en el golpe de Estado de 1808, al que ahorcaron en su celda fue a Francisco Primo de Verdad, no a Francisco Azcárate, como mostraron en la serie.
-Los personajes están muy acartonados, parecen monografía de primaria en lugar de ser un reflejo de personas que tuvieron dudas y miedos al momento de meterse en una empresa del tamaño que fue la Guerra de Independencia.
-La negativa de Hidalgo al final está mal contada, simplemente cortan el episodio diciendo que Hidalgo prefirió no entrar a la Ciudad de México, cuando merecía otro tipo de explicación.
-Nunca hablan de Hidalgo en Guadalajara, un aspecto fundamental para conocer más al personaje y descabezar al ídolo.
-Morelos es uno de los personajes más carismáticos e inteligentes de la Independencia, ¡pero nos lo pintan sólo como un sujeto sanguinario!
-¿En serio los realistas no tenían más argumento para mantenerse en sus trece que la voluntad divina?
-¡Tienen una forma de brincar de un tema a otro que es muy confusa!
-Hasta el momento en que va la serie, el personaje más interesante de todos es uno secundario, que ha aparecido en algunos capítulos durante breve tiempo, pero que, por cómo nos lo pintan, merecería él solo una serie: el realista Miguel Bataller.
Sin embargo, es una serie interesante. Ojalá hagan más, aprovechando que en noviembre será el centenario de la Revolución Mexicana, pero por favor, ¡cuiden más los detalles!
La segunda serie, "Héroes de carne y hueso", es la más reciente producción de Enrique Krauze y su empresa, ClíoTV. Cuando apareció "Gritos..." se me hizo muy extraño que Krauze no la produjera. Supongo que fue porque él estaba planeando la otra serie.
Lo primero que recordé, al momento de esperar a que comenzara "Héroes..." fue un comentario de Sergio Zurita, un escritor de obras de teatro y crítico de televisión: "Los canales de madrugada son fascinantes porque te puedes encontrar todo tipo de programas, y al mismo tiempo son una pena, porque te das cuenta de que allí ponen todo aquello que a Televisa no le interesa divulgar, aunque haya pagado por hacerlo".
Creo que en Televisa alguien ya no quiere a Enrique Krauze. Tuve que chutarme un capítulo de La Ley y el Orden, y un discurso de Andrés Manuel López Obrador para esperar a que el programa comenzara, a eso de las 12:30 de la noche.
No es posible que le den ese horario tan infame. A menos que a Televisa simplemente no le importe, a pesar de que "Héroes..." tenía buena publicidad.
"Héroes..." es una serie en ocho capítulos sobre la vida de cuatro personajes de la Independencia: Hidalgo, Morelos, Iturbide y Guerrero. El objetivo de la serie, como dijo Enrique Krauze al comienzo del capítulo de ayer, es "bajar del pedestal al héroe, para verlo como ser humano".
Cuando terminé de ver el primer capítulo (dedicado a Hidalgo), pensé que ClíoTV, debería repensar seriamente la forma en que hacen documentales.
Durante años he visto los programas de Enrique Krauze. Desde la primera "Biografía del Poder" de los años 80, hasta los que pasaba Canal 4 antes de convertirse en ForoTV.
Me he dado cuenta de que todos tienen la misma estructura: un relato lineal, de ritmo lento, con imágenes que sólo sirven de adorno, con la aparición de especialistas que le dan peso y autoridad al programa, una mezcla de contexto, anécdotas y análisis, todo ello dirigido por una voz narradora.
En los años ochenta fue Federico Engels, un locutor ya fallecido, luego estuvo Emilio Ebergenyi y también Enrique Krauze; ahora está Gael García Bernal, y los próximos programas serán narrados por Diego Luna, Damián Alcazar y José María Yaspik.
O sea, el mismo estilo, pero con actores de moda para que atraigan a más público.
En este primer programa aparecieron tres grandes historiadores: Carlos Herrejón, Andrés Lira y Jean Meyer, pero no los aprovechan a plenitud puesto que los ponen a decir lo mismo que los lectores de Krauze hemos leído desde hace muchos años.
El argumento del programa está basado en el capítulo que sobre Miguel Hidalgo escribió Enrique Krauze para su libro "Siglo de Caudillos", allá por los años 90.
Para este Bicentenario, hubiera sido más interesante enfocarse en las interpretaciones más recientes sobre Hidalgo y la Guerra de Independencia y buscar otro modo de hacer documentales: con más agilidad, con otra estructura...algo que sea distinto a lo que ha hecho ClioTV.
Entiendo que su mayor contribución está en decir cosas sobre Hidalgo (y los demás héroes) que seguramente mucha gente no sabe: su inteligencia, su gusto por el juego, el teatro, la música y la cultura francesas, su dolor ante la muerte de sus seres queridos y otras cosas; pero también es importante destacar nuevos aspectos, o presentarlos de una manera diferente a como ClíoTV ha trabajado ya durante muchos años.
Creo que necesitan renovarse, para seguir siendo una gran casa productora de materiales historiográficos, y quizá eso evitaría también que sus programas aparezcan a horas ofensivas.
Ojalá puedan ver los dos programas, (creo que el de ClioTV lo repetirán en los canales 2 y 4 en otras horas, y los capítulos de "Gritos..." están en TVolucion) porque son buenos intentos por difundir la historia de México, y espero que sus creadores nos entreguen en el futuro próximo, otros programas que superen a éstos, para que tengamos mejores versiones sobre nuestro pasado que nos ayuden a construir nuestro futuro.

5 comentarios:

  1. Siempre he creído que en el fondo, las televisoras y las hegemonías de este país (eso sí suena profesional) en realidad quieren que la mayoría siga como hasta hoy, en ese delicioso limbo del desconocimiento, así, gozando las mieles de la ignorancia ¿para qué molestarse en cultivar al pueblo si luego van a estar friegue y friegue? Entre menos sepan, mejor. Por eso se avientan a mandarnos las cosas así, creen que dá lo mismo, no están acostumbrados a este tipo de crítica, de quienes saben del tema. Por eso también esos horarios, pues lo que educa, creen, no vende. Es cuestión de nosotros exigir cosas mejores. Gracias por hacerlo.
    La Presi en sus honorables disertaciones

    ResponderEliminar
  2. Saludos

    Otros "negritos" que, a mi juicio, tiene el arroz de Gritos... son:
    -La serie insiste demasiado en el supuesto antagonismo gachupín-criollo. Existían tensiones, claro, pero en la serie unos y otros parecen odiarse sin tregua alguna.
    -En este sentido, parece que los peninsulares siempre están molestos. Todos son gritones, altaneros y soberbios; caso contrario con la bondad y entrega de los criollos.
    Sí, es una pena que no den crédito a los historiadores.

    Carlos León Ibarra

    P.D. Horarios de "Héroes...": domingos, canal 2, 23:30pm; viernes, canal 4, 22:30pm

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante tu perspectiva Arno, ha estado siguiendo "gritos" y ya me sospechaba yo que tenía demasiadas licencias, además de su evidente visión acartonada - los diálogos sobre todo- me encanta comprobarlo. Veré lo de Clío.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Como dice mi madre: "parece que les dicen a los actores que van a interpretar un héreo patrio e inmediatamente se entiesan" a eso agrégale que el guión, la narrativa visual, la edición y los puntos de vista que quieren plasmar son confusos... el resultado es "Gritos...". Por eso, aunque sea la misma receta de siempre, me gustó más "Héroes...".
    Debo agregar que como experiencia personal ha sido muy enriquecedor ver "Gritos..." porque al día siguiente de cada capítulo nos sentamos a dicutirla mi madre y yo. Claro que no todos tienen una asesora histórica personal como yo!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Estimado Arno: Coincido contigo en casi todo, pero reivindicaré (un poco) el honor de la serie "Gritos..." ya que en el primer capítulo al personaje que ahorcan unos siniestros personajes de hábito blanco y negro (?) es a Primo de Verdad, mientras que Azcárate aparece vivito y con pinta de Robinson Crusoe en 1810.
    Respecto a Miguel Bataller, en efecto, lo pintan como la mano que mece la cuna ¿existe algún trabajo académico sobre este personaje? Eso sí, falló un poco la caracterización porque para 1820 ya tenía más de cuarenta años en la Nueva España, así que no creo que se viera como un rozagante cincuentón. Te felicito por esta entrada y en general por tu blog, el cual leo de manera intermitente, pero siempre con gran interés.

    Saludos

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!