2 de agosto de 2010

¿Sigues creyendo que "Masiosare" es un extraño enemigo?




Hace mucho que no escribo nada sobre el himno nacional mexicano. De hecho, creo que no lo hago desde el inicio de este blog, cuando comenté el maravilloso libro La guía del Himno Nacional Mexicano, de Guadalupe Jiménez Codinach. Me gusta nuestro himno, pero comprendo que para muchos es difícil de entender ya que fue escrito en una época en la cual se usaban palabras y figuras que ahora nos dicen poco o casi nada. No pretendo con ésto pedir que cambiemos la letra de nuestro himno, me parecería una tontería y una falta de respeto a todos los mexicanos que lo cantaron desde que se escribió en 1854, y que en muchos casos lo usaron como símbolo para sus luchas.
Pero creo que no nos haría mal saber qué dice nuestro himno, para que, entre otras cosas, dejemos de creer que "Masiosare" es el más grande enemigo de los mexicanos y tonterías por el estilo. Por esa razón les ofrezco mi versión "traducida al siglo XXI" del coro y las diez estrofas del himno nacional mexicano. Si bien las estrofas son largas, el mensaje de cada una es muy concreto. Son las diez estrofas, aunque ahora sólo se canten una o dos, porque creo que es importante conocerlo tal como se escribió.

Mexicanos, al grito de guerra
el acero aprestad y el bridón
y retiemble en sus centros la tierra
al sonoro rugir del cañón.
"Si nuestra patria peligra, todos los mexicanos debemos estar listos para defenderla" como señala Guadalupe Jiménez Codinach en su libro. "Bridón" es un freno, y en este caso se refiere a los caballos, como "acero" significa en realidad espada.


Ciña ¡oh Patria! tus sienes de oliva
de la paz el arcángel divino
que en el cielo tu eterno destino
por el dedo de Dios se escribió.
Mas si osare un extraño enemigo
profanar con su planta tu suelo
piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dio.
México merece vivir en paz, pero si alguna vez sufre una agresión, todos los mexicanos tenemos que pelear por nuestra patria.



En sangrientos combates los viste
por tu amor palpitando sus senos
arrostrar la metralla serenos
y la muerte o la gloria buscar.
Si el recuerdo de antiguas hazañas
de tus hijos inflama la mente
los laureles del triunfo en tu frente
volverán inmortales a ornar.
Muchos mexicanos dieron sus vidas por la patria, su recuerdo debe impulsarnos a trabajar por un futuro mejor. Esta estrofa me emociona por el peso que le da a nuestra historia.



Como al golpe del rayo la encina
se derrumba hasta el hondo torrente
la discordia vencida, impotente
a los pies del arcángel cayó.
Ya no más de tus hijos la sangre
se derrame en contienda de hermanos
sólo encuentra el acero en tus manos
quien tu nombre sagrado insultó.
Los mexicanos debemos vivir en armonía solucionando nuestras diferencias pacíficamente y jamás con una guerra civil.



Del guerrero inmortal de Zempoala
te defiende la espada terrible
y sostiene su brazo invencible
tu sagrado pendón tricolor.
El será del feliz mexicano
en la paz y en la guerra el caudillo,
porque él supo sus armas de brillo
circundar en los campos de honor.
Antonio López de Santa Anna era presidente de México cuando se escribió este himno. La estrofa lo menciona como un gobernante generoso que cuida a los mexicanos en caso de agresiones y cuida por el futuro de sus gobernados.



¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
de la patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra, los patrios pendones
en las olas de sangre empapad.
¡Guerra, guerra! en el monte, en el valle
los cañones horrísonos truenen,
y los ecos sonoros resuenen
con las voces de ¡Unión, libertad!
Los mexicanos no podemos permanecer inermes ante ninguna agresión, tenemos que defender nuestra patria en todo momento y permanecer unidos para que sigamos libres.


Antes, Patria, que inermes tus hijos
bajo el yugo su cuello dobleguen
tus campiñas con sangre se rieguen
sobre sangre se estampe su pie.
Y tus templos, palacios y torres
se derrumben con hórrido estruendo.
y tus ruinas existan diciendo:
de mil héroes, la patria aquí fue.
Los mexicanos prefieren morir antes de rendirse y perder a su país.Como podrán darse cuenta, es una "estrofa Kamikaze".



Si a la lid contra hueste enemiga
nos convoca la trompa guerrera,
de Iturbide, la sacra bandera
¡mexicanos!, valientes seguid.
Y a los fieros bridones les sirvan
las vencidas enseñas de alfombra;
los laureles del triunfo del sombra
a la frente del bravo adalid.
Peleemos por la patria y sigamos a nuestra bandera hasta alcanzar el triunfo. La estrofa menciona a Agustín de Iturbide, consumador de la Independencia en 1821.



Vuelva altivo a los patrios hogares
el guerrero a contar su victoria
ostentando las palmas de gloria
que supiera en la lid conquistar.
Tornaránse sus lauros sangrientos
en guirnaldas de mirtos y rosas,
que el amor de las hijas y esposas
también sabe a los bravos premiar.
Los combates que libran los mexicanos en las estrofas anteriores, tienen por objeto crear un futuro mejor, en el que las familias vivan prósperas y felices.



Y el que al golpe de ardiente metralla
de la patria en las aras sucumba
obtendrá en recompensa una tumba
donde brille de gloria la luz.
Y de Iguala la enseña querida
a su espada sangrienta enlazada
de laurel inmortal coronada,
formará de su fosa la cruz.
Aquellos que murieron por la patria, y porque nosotros tuvieramos un futuro mejor, merecen nuestro recuerdo y agradecimiento. "Iguala" se refiere al plan que hicieron los independentistas en 1821, con lo que terminó la guerra con España.



¡Patria! ¡Patria! tus hijos te juran
exhalar en tus aras su aliento,
si el clarín con su bélico acento
los convoca a lidiar con valor.
¡Para tí las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
!Un laurel para tí de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!
México, tus hijos juramos pelear por tí para que seas un país victorioso y pacífico, y recordaremos con aprecio a todos los que nos precedieron en esta misión.

5 comentarios:

  1. Eso es gracioso, pero vergonzosamente cierto. Los maestros de Español y de Historia deberían enseñar esas cosas, para entender mejor lo que el Himno nacional quiere decir, y no pensar que Masiosare es un nombre, o como Anivdelarev.

    ResponderEliminar
  2. Buen punto. Esperemos que cuando los alumnos logren entender el significado de nuestro Himno, sean capaces de apreciarlo.

    Benita.

    ResponderEliminar
  3. A pesar de que la escuela primaria en la que estudié nunca fue considerada una escuela con alto nivel académico, hoy puedo corroborar que no es así, desde el tercer año la profesora nos explicó el himno nacional mexicano completo, entre otras cosas.

    Pero qué terrible que quienes van a la guerra siempre sean el instrumento de los poderosos.

    "Siempre han ganado los mismos, pero no los mejores"

    Elizabeth

    ResponderEliminar
  4. Cada año se hace un concurso de Himno Nacional que interpretan los alumnos de primaria. Para pasar por este proceso, los alumnos deben pronunciar bien cada palabra, en este sentido y para que puedan pronunciarlas bien, deben comprender su significado; por lo que se analiza el Himno Nacional, se comenta con ellos y en la actualidad, como parte de la Reforma Educativa, se investigan los sucesos.
    "Masiosare", jamás ha sido un nombre. A los alumnos se les explica el significado de "osar" y la escritura de esa época.
    Si con el paso de los años y lejos de ser eternamente alumnos, se nos olvida, ya es otro tema.
    Sin embargo, no solo debe dejarse a las escuelas la responsabilidad ciudadana, de valores, de principios. Todos deberíamos a retomar las riendas de quiénes somos y qué queremos como parte de este país que formamos.

    Akbal.

    ResponderEliminar
  5. y hoy en el 2010 cuando el enemigo está dentro de casa, cuando nos matamos los unos contra los otros... cómo matamos a nuestro hermano? qué hacemos según el himno? que retiemble en sus centros la tierra?

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!