14 de agosto de 2009

Woodstock, visto desde México



Naomi Rock, "Un muerto y mil heridos entre los 200,000 asistentes al festival musical de Bethel", Excélsior, 17 de agosto de 1969


WHITE LAKE, Nueva York, 16 de agosto, (AP)- Más de 200,000 jóvenes que asisten a un festival de Rock and Roll provocaron un grave problema para esta pequeña población, ya que los alimentos escasean, y las instalaciones médicas son inadecuadas.

Los organizadores del Festival Woodstock de Música y Arte iniciaron un puente aéreo entre esta población y la ciudad de Nueva York para traer a 30 médicos.

Un joven pereció aplastado por un tractor y otros mil han sido tratados por lesiones leves o enfermedades, según se informó.

Varios helicópteros transportan alimentos y medicinas a esta pequeña localidad del estado de Nueva York.

En general, el ambiente es alegre y pacífico entre los jóvenes -de pelo largo y pantalones "vaqueros"- que provienen de todo el país para asistir al festival de tres días de duración.

Sin embargo, pese a la aglomeración, los jóvenes siguen llegando. No les importa que las carreteras estén bloqueadas, que haya escasez de alimentos y servicios, y que en general tengan que padecer grandes apuros.

La Policía informó que 73 personas han sido arrestadas por infracciones a las leyes de narcóticos.

El espectáculo, que originalmente debía realizarse en Woodstock, se realiza en una granja de 40 hectáreas.


"Hoy al amanecer terminó la fiesta musical de Woodstock", Excélsior, 18 de agosto de 1969


"300,000 jóvenes dejan el alfalfar de Bethel"

"Pagaron hasta 225 pesos por tres días sin agua ni alimentos"

WHITE LAKE, Nueva York, 17 de agosto (AP), Alrededor de 100 mil jóvenes se marcharon hoy lentamente de este pequeño lugar, situado en las montañas, pero otros 200 mil se quedaron para estar presentes en el tercer día del festival de música de "rock" sin preocuparse por las aglomeraciones, la falta de alimentos, agua y atención médica.

"El festival continuó anoche y hasta el amanecer de hoy porque teníamos que refrescar a la multitud", explicó Mel Lawrence, director del funcionamiento de la Feria de Música y Arte de Woodstock.

Mientras el sol abrasador iluminaba el panorama y comenzaba a secar el mar de lodo que dejó la copiosa lluvia del viernes pasado, la multitud se mantenía pacífica y hasta resignada ante las incomodidades por las cuales muchos pagaron hasta 18 dólares (225 pesos).

Buen número de policías del estado de Nueva York y agentes de la oficina del alguacil del condado de Sullivan informaron que no hubo disturbios ni discusiones importantes.

Un aficionado a la música de "rock" que regresó esta mañana a la ciudad de Nueva York, indicó que en la feria había, "una unificación increíble", Y añadió: "la música es la cosa más unificadora, porque en ella se combinan todas las emociones".

Los que se marcharon hoy parecían contentos. Los demás se quedaron para la sesión final, que durará desde las 14 horas de hoy hasta las dos de la madrugada de mañana. Las autoridades pronosticaron otro gran embotellamiento del tránsito para la hora en que terminará el festival.

Varios helicópteros, entre ellos dos de la academia militar de West Point, seguían retirando a los jóvenes que estaban enfermos de gravedad, mientras cerca de dos millares de afectados por la aglomeración, la humedad y la falta de alimentos y de agua eran atendidos en un hospital improvisado en tiendas de campaña, por médicos y enfermeras voluntarias que llegaron desde Nueva York y otras ciudades circunvecinas.


"Concentración de 300,000 jóvenes en el festival de música "Rock", El Universal, 17 de agosto de 1969.


WHITE LAKE -Nueva York, 16 de agosto.(UPI)- Unos 300,000 jóvenes de ambos sexos, "hippies" en su mayoría, se hallaban concentrados hoy en las inmediaciones de White Lake para participar en el festival de música "rock" y folclórica que comenzó ayer en Woodstock y habrá de durar tres días.

Los adolescentes vinieron de todas partes de Estados Unidos, en su mayoría en autobuses y en sus propios automóviles, creando una congestión de vehículos sin precedentes en las carreteras vecinas.

El tránsito era tan nutrido que miles de automóviles avanzaban a verdadero paso de tortuga, al grado que los motoristas requirieron más de ocho horas para avanzar los últimos 20 kilómetros al lugar del concierto.

La inesperada afluencia de número tan enorme de personas que ha creado problemas de alimentación y de orden higiénico. Los organizadores del festival pidieron con carácter de urgencia la ayuda de médicos voluntarios que tuvieron que llegar en helicóptero, así como medicinas para poder atender al gran número de personas indispuestas. Muchas de éstas sufrían la reacción adversa del uso de drogas, especialmente mariguana.

Los cientos de miles que asisten al festival están durmiendo y viviendo a la intemperie. El problema se ha agravado por una fuerte lluvia que cayó anoche y convirtió los terrenos en grandes lodazales.

Cientos de policías tuvieron que ser traídos de lugares para guardar el orden. Unos 60 jóvenes habían sido detenidos hoy por el uso de drogas y mariguana en público.

Fue necesario también contratar helicópteros para poder traer alimentos al lugar.

Un joven que dormía entre el lodo en una bolsa de dormir en una granja vecina, murió aplastado por un tractor.


"Rock, drogas y muerte", El Universal, 18 de agosto de 1969.


WHITE LAKE, Nueva York, 17 de agosto.- El festival "hippie" de música de Woodstock, signado por el uso de drogas, afectado por el lento tránsito automovilístico, azotado por las lluvias y plagado por la falta de alimentos y agua potable, concluyó dejando un legado de dos muertos y veintenas de heridos.

Una de las víctimas fatales fue un joven arrollado dentro de su bolsa de dormir por un tractor y la otra un adolescente que se excedió en el consumo de LSD.

La policía y los promotores del festival, que duró tres días y reunió a las figuras más famosas de la música "pop" y folclórica, estiman que en la granja en que se efectuó había en ciertos momentos 450,000 personas.

El doctor William Abruzzi, que estuvo a cargo de los servicios médicos del festival, declaró, empero que todavía no tenía conocimiento de un solo caso en que una persona hubiera resultado herida a raíz de una refriega. "Por lo que sé, hasta ahora no hubo un solo episodio de violencia. Esta gente es realmente magnífica".

Una vez que la noche caía y la actividad se desarrollaba a la luz de miles de faroles de otras tantas carpas, los traficantes de estupefacientes iniciaban una acción desembozada y ofrecían abiertamente su mercadería, especialmente LSD.

Las autoridades organizadoras del festival advertían durante el día que había vendedores que traficaban drogas de dudosa calidad, La policía detuvo a 77 traficantes y también a algunas personas que fueron sorprendidas en posesión de estupefacientes.

Los organizadores tuvieron que alquilar ayer otros 11 helicópteros para sumarlos a los dos que ya tenían y poder llevar a la granja todo lo que se iba haciendo necesario.

Y lo necesario eran remedios, alimentos y agua potable. Dos niños nacieron en los automóviles en los que sus madres viajaban hacia el festival, cuatro señoras perdieron las criaturas que llevaban y un sujeto que se durmió sobre la capota de su automóvil sufrió una caída y terminó con fractura de cráneo, en el suelo.

Ahora el festival ha terminado y empezó el drama de volver a casa. Inevitablemente los caminos volvieron a atascarse, se volvió a avanzar a razón de 40 millas cada ocho horas pero hacia el final, cuando cada uno se fue desviando hacia su pueblo, el problema desaparecía.

Se estimó que muchos iban a quedarse en la granja hasta mediados de la semana, pero un policía dijo enfáticamente: "¡Cualquier día...! Creo que se van a ir en cuanto se termine la música".

Los fanáticos de la música "pop" y folclórica se despertaron tarde, después de haber dormido generalmente al aire libre, cubiertos con mantas, esperando escuchar hoy a Jimi Hendrix y a Johnny Winter.

A pesar de las dificultades afrontadas por la multitud -ocasional escasez de comida o agua, congestiones de tráfico gigantescas- muchas personas no ocultan su sorpresa por la relativa tranquilidad del fin de semana.

Tropas estatales ocuparon posiciones en la granja de más de 240 hectáreas donde tuvo lugar el festival y sus portavoces informaron que algunos jóvenes habían iniciado el regreso, pero la mayoría decidió permanecer aquí hasta el final.

Más de 1000 personas fueron tratadas en los puestos de primeros auxilios establecidos en los alrededores. Médicos llegados especialmente la víspera auxiliaron a los equipos de las comunidades vecinas en la atención de los enfermos. En la mayor parte de los casos las víctimas presentaban cortes, arañazos o sufrían reacciones por las drogas consumidas.


El Sol de México, "Prototipos juveniles", 18 de agosto de 1969


Mucha razón tienen, detrás de la Cortina de Hierro, en preservar a la juventud de los países comunistas de lo que allá se llama "la contaminación occidental". Los jefes ocultos de la conspiración comunista saben muy bien por qué. En los países libres, en cambio, se hace desaforada propaganda a todo lo que tienda a corromper a los jóvenes.

¿Cuáles son los propósitos que se presentan a la juventud allá y acá? Detrás del telón de acero se habla a la juventud de grandes hazañas, de prodigiosas conquistas, de fuerza y virilidad; acá se habla a la juventud de drogas, violencia, desenfreno y molicie. Allá se les dice a los jóvenes que se triunfa por el trabajo; acá, que todo se puede tener por el vicio.

Los "Beattles" (sic) jamás hubieran sido escogidos para ir a la Luna; pero han sido presentados como arquetipos de la juventud que triunfa. Y así todos sus imitadores. Por algo uno de los "Beattles" (sic) dijo que ellos eran más populares que Cristo. Sus atuendos, sus melenas, sus actitudes, su música y sus vicios son copiados por miles de jóvenes en el mundo occidental.

Todos los medios de comunicación -que aquí han estado al servicio de las peores causas-, han creado un nuevo tipo de joven: sucio, desgarbado, maloliente, perezoso, greñudo, promiscuo, cobarde y drogadicto. Y naturalmente, adorador del Che Guevara. Es ya tiempo de que los medios de comunicación se empeñen por presentar a la juventud modelos distintos: ni "hippies", ni asesinos, ni viciosos. ¿Habrá algún gobierno libre que se preocupe por evitar que la cinematografía, la radio, la televisión y ciertas publicaciones sigan presentando como prototipos juveniles a los melenudos aullantes y aficionados a la mariguana?



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!