24 de agosto de 2009

Tres notas rápidas


1.- El diario El País informó ayer que el satélite Lunar Reconnaissance Orbiter descubrió el rastro de una serie de huellas en la Luna. Estas huellas las dejaron los astronautas Alan Shepard y Edgar Mitchell en 1971, durante la misión Apolo 14. Shepard y Mitchell estaban realizando una caminata lunar para alcanzar un crater llamado Cone, en la región Fra Mauro, pero no lo lograron. ¿por qué es importante esta nota? por dos razones: luego del revuelo que causó la reciente conmemoración por los 40 años de la misión Apolo 11 y el montón de crédulos que dijeron que el hombre jamás llegó a la Luna, nuevamente tenemos una prueba fehaciente de que la exporación espacial en los años 60 fue real. Y segunda razón: con este descubrimiento acaba de nacer, oficialmente, la arqueología espacial. Sólo falta que próximas misiones a la Luna encuentren el módulo Aguila del Apolo 11, las banderas, las placas conmemorativas y algunos vehículos que dejaron allá los astronautas.
2.- Durante siglos este país ha vivido el drama de la conquista. La bárbara irrupción de los españoles en 1519 y la destrucción de las culturas precolombinas provocó un enorme trauma en la historia mexicana que no habíamos podido erradicar. La buena noticia es que las nuevas generaciones ya no tendrán que sufrir por esa afrenta. ¡La Secretaría de Educación Pública decidió borrar cualquier mención sobre la conquista de México y la Colonia en los libros de texto de educación primaria! De acuerdo al investigador Olac Fuentes Molinar (entrevistado por El Universal), la SEP decidió aplicar un nuevo programa para la materia de historia, en la que se imbricara el pasado mundial con el de México. Sin embargo, el tema fue recortado y no se menciona para nada a Cortés, Moctezuma, Malinche y otros personajes. Si el Sol te molesta, ¡pues tápalo con un dedo! Gracias SEP, al fin este país podrá progresar sin tener en la cabeza esas telarañas que produce el estudio y la reflexión sobre el pasado.
3.- Hoy se celebra en Argentina el nacimiento en 1899 de Jorge Luis Borges. No confundir con nuestro poeta mayor y gloria nacional José Luis Borgues, "El bardo de San Cristobal", al que sacó del injusto olvido nuestro gran presidente Vicente Fox. Les dejo una pequeña muestra del enorme talento que tenía el gran Borges:

CRISTO EN LA CRUZ

Cristo en la cruz. Los pies tocan la tierra.
Los tres maderos son de igual altura.
Cristo no está en el medio. Es el tercero.
La negra barba pende sobre el pecho.
El rostro no es el rostro de las láminas.
Es áspero y judío. No lo veo
y seguiré buscándolo hasta el día
último de mis pasos por la tierra.
El hombre quebrantado sufre y calla.
La corona de espinas lo lastima.
No lo alcanza la befa de la plebe
que ha visto su agonía tantas veces.
La suya o la de otro. Da lo mismo.
Cristo en la cruz. Desordenadamente
piensa en el reino que tal vez lo espera,
piensa en una mujer que no fue suya.
No le está dado ver la teología,
la indescifrable Trinidad, los gnósticos,
las catedrales, la navaja de Occam,
la púrpura, la mitra, la liturgia,
la conversión de Guthrum por la espada,
la Inquisición, la sangre de los mártires,
las atroces Cruzadas, Juana de Arco,
el Vaticano que bendice ejércitos.
Sabe que no es un dios y que es un hombre
que muere con el día. No le importa.
Le importa el duro hierro de los clavos.
No es un romano. No es un griego. Gime.
Nos ha dejado espléndidas metáforas
y una doctrina del perdón que puede
anular el pasado. (Esa sentencia
la escribió un irlandés en una cárcel.)
El alma busca el fin, apresurada.
Ha oscurecido un poco. Ya se ha muerto.
Anda una mosca por la carne quieta.
¿De qué puede servirme que aquel hombre
haya sufrido, si yo sufro ahora?


3 comentarios:

  1. Como cada año desde hace 3 por estas fechas me enfrento a la incomprensión de mis alumnas y la furia de sus padres al tener que informarles que el libro de historia que compraron lo emezaremos a usar hasta noviembre, si bien nos va. Es lamentable que tanto la SEP como quienes programan los planes de estudio hayan decidio borrar de un zarpazo hechos trascendentales como si no hubiera sido importante nada de lo que en ellos sucedió. El plan de estudios actual limita a un año la asignatura de Historia Universal y suponen que su estudio debe comenzar en el Renacimiento, con eso te digo todo. De verdad que hago circo, maroma y teatro para, al menos, en 3 meses analizar la información previa, pues si no, de verdad que no dormiría tranquila. ¿Nadie notará esta grave falta? Todos los años espero una nueva Reforma y nada....
    Saludos!
    Sandra C.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Arno: este es uno de los casos en que los reporteros se han portado mal. Tengo la impresión que su única fuente es don Olac y, si no, no están viendo el problema de fondo. Las críticas se han ido sobre el libro de cuarto año de primaria, pero el que tiene cambios es el libro de sexto, y el problema de contenidos no es, por tanto el de cuarto, sino los de quinto y sexto, que ahora se repiten y se repiten mal. Lo que hacen algunos por ganar la principal del periódico. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me parecen interesante las 3 notas rápidas. Particularmente quedé asombrado por el final del poema Cristo en la Cruz, me parece una pregunta muy sincera. Podrías decir quién es el autor de los versos?
    Abdiel
    Tijuana

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!