20 de julio de 2009

Cuatro Noticias para ponerme al corriente.

Durante la semana pasada, mientras yo haraganeaba de lo rico, ocurrieron cuatro hechos relacionados con nuestra historia. Para ponerme al corriente haré un breve comentario sobre ellos:

LOS 150 AÑOS DE LAS LEYES DE REFORMA
producto de una serie de cambios producidos al interior de la sociedad mexicana, las Leyes de Reforma fueron promulgadas entre 1859 y 1860. Enfáticamente puedo asegurar que a partir de ese momento México entró en una etapa distinta de su historia; al fin la modernidad había alcanzado plenamente a nuestro país. A pesar de los esfuerzos que al día de hoy realiza la Iglesia Católica para mantenerse como la única rectora de conciencias, las Leyes de Reforma permitieron que el Estado mexicano se secularizara y que actualmente sea para nosotros algo muy normal el tramitar un acta civil para un recien nacido, que las parejas decidan casarse ante un juez y no ante un sacerdote, que los civiles no podamos ser enjuiciados por un tribunal religioso o militar, y que cada persona tenga el derecho de practicar la religión que quiera, o de ser un ateo sin que por eso sea atacado por ninguna autoridad eclesiástica o civil. Es cierto que muchas veces estos derechos son violados por las autoridades, pero es responsabilidad de la sociedad no permitirlo, y la existencia de las Leyes de Reforma es el primer paso para salvaguardar nuestras libertades.


THE EAGLE HAS LANDED
Hace 40 años se llevó a cabo una de las batallas más feroces de esa Tercera Guerra Mundial que coloquialmente llamamos La Guerra Fría. No fue una batalla militar, el escenario no estuvo en nuestro planeta, pero sus repercusiones duran hasta el día de hoy. El 20 de julio de 1969 el Módulo Aguila de la nave espacial Apolo 11 aterrizó en la Luna. Digo que fue una batalla porque Estados Unidos y la Unión Soviética invirtieron todos sus recursos para ganar la carrera espacial y de ese modo demostrar que eran superiores a su adversario. Gracias a un complejo entramado militar, científico y propagandístico, Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin Aldrin llegaron a nuestro satélite natural valiéndose de una tecnología infinítamente más rudimentaria que la computadora de escritorio gracias a la cual escribo este blog. No está de más enfatizarlo: EL SER HUMANO SÍ LLEGÓ A LA LUNA. Hace unos meses el grandioso programa de Discovery Channel "Mythbusters" le dedicó un capítulo demostrando que todos aquellos que piensan que todo fue un montaje dirigido por Richard Nixon y Stanley Kubrick necesitan urgentemente buscarse una nueva vida.
El hombre no ha regresado a la Luna, pero eso podría cambiar en unos años, además de que ahora no volvería gracias a un proyecto gubernamental, sino por el apoyo de la iniciativa privada. Hace unos meses la Fundación X Prize lanzó un concurso en el que pueden participar todos aquellos equipos de cualquier parte del mundo que tengan la capacidad de enviar a la luna un pequeño robot que pueda mandarnos señales de video sobre el paisaje lunar. Hay un bono especial para aquel equipo que en su exploración descubra los restos de los diversos viajes realizados por la NASA en los años 60 y 70. El primer robot que encuentre la huella que dejaron los astronautas, alguna de las banderas o el impulsor del Módulo Aguila inaugurará de ese modo la arqueología espacial.

WALTER CRONKITE Y GUILLERMO SCHULENBURG
El fin de semana pasado fallecieron dos personajes fundamentales; uno para la historia de los medios de comunicación y el otro para la historia de la Iglesia Mexicana del siglo XX. El primero fue Walter Cronkite, el gran periodista y conductor durante 19 años del noticiero nocturno de la CBS. Como reportero, a Cronkite le tocó informar sobre los Juicios de Nuremberg, la Guerra de Vietnam, la primera visita de los Beatles a Estados Unidos, la crisis de los rehenes en Irak y muchas noticias más. Fue el ejemplo a seguir por cientos de periodistas alrededor del mundo (entre ellos Jacobo Zabludovsky) y además dio a conocer al mundo que el presidente John F. Kennedy había fallecido en 22 de noviembre de 1963 a consecuencia de un atentado.


Y la última noticia que quiero comentar es la muerte de Guillermo Schulenburg, un personaje misterioso (por decir lo menos) en la historia de la Iglesia Católica Mexicana. Nacido en 1916, Schulenburg fue nombrado Abad de la Basílica de Guadalupe por Juan XXIII. En su autobiografía comenta que él logró el apoyo del presidente Luis Echeverría y del empresario Emilio Azcárraga Milmo para terminar la construcción de la actual Basílica. a mitad de los años 90 del siglo XX fue víctima de una campaña difamatoria que lo acusaba de negar el milagro guadalupano y la existencia de Juan Diego. Algunos investigadores de esa época señalan que en realidad todo fue un complot para quitar a Schulenburg de la Basílica y ponerla bajo las órdenes de la Arquidiócesis de México, la cual controla hasta el día de hoy las enormes limosnas que este templo recibe cada año.
¡La historia siempre nos alcanza, y es un enorme gusto estar con ustedes para vivirla y comentarla!

1 comentario:

  1. Como científico debo decir que me da mucho gusto ver que la gente de humanidades se dé cuenta que el procesador de una computadora conlleva una tecnología muy superior a la involucrada en los viajes espaciales. Con frecuencia se utiliza la expresión "rocket science" al hacer referencia a algo muy complicado; para nosotros los que estamos en este negocio resulta casi ofensivo :) "there is no rocket science, only rocket engineering".
    Felicidades por tu blog, Arno.

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!