6 de abril de 2009

¿Por qué a Remi siempre le iba de la tostada?

Sí, ya sé. Somos adultos y este es un blog serio e historiográfico. Pero también estamos en Semana Santa, las multitudes abandonan esta ciudad cada vez más calurosa y francamente mi cerebro no está como para elucidar sobre el motor de la historia y su negación por el giro lingüístico.
Además, la historia es todo aquello que reflexionamos sobre nuestro pasado, y no me podrán negar que cientos de miles de niños ochenteros vivimos pegados a las televisiones para ver este culebrón franco-japonés. ¿Cuántos de nosotros habremos necesitado terapia años más tarde, debido a los dramas que candidamente presenciabamos todas las tardes en Canal 5, acompañados por el Tío Gamboín (que nos presumía sus juguetes que no podíamos comprar aquí) y del siniestro gato "GC"?
Remi, el hijo de nadie, fue una serie de caricaturas producida en 1977 por la compañía Tokyo Movie Shinsha. Tuvo 51 episodios y forma parte de un género llamado Shonen, que consiste en historias románticas, con tragedias que al final se resuelven favorablemente.
La serie de televisión Remi se basó en un libro llamado Sin Familia, escrito por Hector Malot en 1878. Un historiador de la literatura podría decirnos más al respecto, pero por su trama y su estructura considero que Sin Familia está emparentada con otras obras de la segunda mitad del siglo XIX que tienen a los niños como personajes principales, quienes tienen que pasar por varias aventuras y experiencias trágicas, en una especie de viaje iniciático que los llevará a ser adultos maduros y felices.
En este sentido, Sin Familia tiene elementos que la relacionan con obras como Heidi, Corazón, diario de un niño, y por supuesto, con Oliver Twist.
Pero Remi es distinto a los anteriores. Quizá sólo Oliver Twist se le acerca en la cantidad de tragedias que tiene que vivir el famoso niño. Recordemos que:

  • Remi nace en una familia aristocrática inglesa, pero se lo roban cuando es un bebé
  • Lo llevan a vivir con una pobrísima familia francesa.
  • Su única amiga es una vaca, a la que venden.
  • Luego lo venden a él.
  • Se lo lleva un artista ambulante, el señor Vitalis, que antes había sido un gran cantante de ópera, hasta que perdió la voz.
  • Al artista lo meten a la cárcel, y Remi tiene que cuidar a un mico y tres perros que lo hacen ver su suerte.
  • Una manada de lobos se come a dos de los perros.
  • El mico se muere de pulmonía
  • También se muere el señor Vitalis.
  • Ya que encuentra una familia que lo adopta, al papá lo meten a la cárcel por deudas y la familia se disgrega.
  • Remi trabaja en una mina, la cual se viene abajo y el niño sobrevive de milagro.
  • Cuando puede averiguar sobre su pasado, lo llevan a vivir con una familia inglesa, que son los que se lo robaron cuando era bebé.
  • La policía inglesa lo persigue acusado de robo junto con su amigo Matia y casi mueren los dos ahogados
  • ¡Su hermano era paralítico y su novia sordomuda!
¿Por qué tantas tragedias? y estoy seguro de que se me olvidan otras, pero es que ya me ganó la risa nerviosa nomás de recordar las penurias de este niño tan salado.
¿Por qué a Remi siempre le iba de la tostada? luego de muchas cavilaciones e investigaciones historiográficas y metafísicas, sólo se me ocurre una razón para tanto sufrimiento:
En su vida anterior, Remi se llamaba GUSTAVO DÍAZ ORDAZ.



12 comentarios:

  1. Como te comenté en el wall de tu FB al respecto, la canción NADA tenía que ver con la historia, me late que la traducción era PÉSIMA y la canción original decía otra cosa. En fin, pobres de Remi, Heidi, Candy, Oliver Twist, Tom Sawyer, etc. nomás de acordarme me dan ganas de llorar, ¡Qué bueno que ahora existe el DIF! (jajajaja)
    Sandra

    ResponderEliminar
  2. Arno,
    Realmente me has hecho el día, al recordar un pasado compartido y tan ingeniosamente relatado (sí, yo veía Remi y lloraba junto con él cada una de sus tragedias) Me declaro ferviente seguidora de tu blog.
    Te felicito, me encanta tu estilo. Un abrazo, M.

    ResponderEliminar
  3. Arno,
    Realmente me has hecho el día, al recordar un pasado compartido y tan ingeniosamente relatado (sí, yo veía Remi y lloraba junto con él cada una de sus tragedias) Me declaro ferviente seguidora de tu blog.
    Te felicito, me encanta tu estilo. Un abrazo, M.

    ResponderEliminar
  4. Sólo de recordar se me eriza la piel. Realmente eran caricaturas muy dramáticas, crueles y lamentables. Sin embargo, algo en estas historias y personajes gusto, pues tuvieron mucho éxito en su momento. Habría que cuestionarse sobre el medio social, político y económico que se vivía, tal vez era peor. En relación a la vida anterior de Remi, me parece genial el comentario, aunque, quizá Díaz Ordaz tuvo mejores momentos que este niño.

    ResponderEliminar
  5. Sólo de recordar se me eriza la piel. Realmente eran caricaturas muy dramáticas, crueles y lamentables. Sin embargo, algo bueno tuvieron, pues el éxito alcanzado fue grande. Y, en relación a la vida anterior de Remi, me parece un comentario genial, aunque yo creo que Díaz Ordaz fue más feliz que Remi.

    ResponderEliminar
  6. Yo era y sigo siendo fan de Candy, la mamá de una amiga se enojaba cuando veíamos este tipo de caricaturas por que decía que nada mas nos la pasabamos sufriendo y llorando jajaja

    ResponderEliminar
  7. Muy buena columna mis felicitaciones. Si Remi era Ordaz ¿quien era Candy? ¿Echeverria?

    ResponderEliminar
  8. TENGO Q CONFESAR Q COMPRE LA SERIE DE CANDY, "PARA Q MIS HIJAS LA VIERAN" Y TERMINE LLORANDO LA MUERTE DE ANTONY, Y EL TRISTISIMO FINAL...
    COMO SIEMPRE UN AGASAJO.... LEERTE, JEJEJE

    ResponderEliminar
  9. Hola, tenía mucho que no daba una vuelta a tu blog. Sinceramente moría de risa de recordar todo lo trágico de Remi. Creo que este tipo de caricaturas hicieron mi sentido del humor completamente negro. Disfrute verlo llorar, mi capítulo favorito es cuando aprende a leer su nombre en la lluvia mietras el señor Vitalis lo nalgueaba.... jajajajajaja. ¡Ay qué tiempos señor...No eso es otra historia...! jajajaja

    ResponderEliminar
  10. la cantidad de desgracias que le acontecen a Remi solo es equiparable a ese icono de la desgracia autoinflingida y espontanea que fue Pepe " el toro". A pepe el Toro, todo, absolutamente todo le sale mal. Pider el tyrabajo, pide oprestado y no le pagan. Lo encarcelan por lo mismo, le matan a su hijo, su esposa lo deja..y peor aun ( biblicamente) mata a su mejor amigo. En fin, un icono

    ResponderEliminar
  11. Arno querido... te faltó mencionar a David Copperfield... pero me encantó, como siempre. Besos.... Carla Ruiz.

    ResponderEliminar
  12. Pobre Remi, mira que compararlo con Gustavo Díaz Ordaz. Saludos y Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!