4 de marzo de 2009

Ochenta años del PRInosaurio...y sigue entre nosotros.


Oh, buen señor, escúchame; a la hora de tu nominación, llámame; entre tus asesores cuéntame; ante otros políticos, salúdame; delante de los periodistas, abrázame; en el presupuesto, inclúyeme; si tienes que renunciar, olvídame; a tus sucesores, preséntame; y ordéname ir a tí, para que con tus demás colaboradores te complazca, te alabe y te trabaje, por los sexenios de los sexenios, amén.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!