22 de diciembre de 2008

La Academia Mexicana de la Historia, y algo más sobre novelas históricas.

En esta época navideña, con pocas notas (y algunas que parecen de película de horror) y mucha gente de vacaciones, se hace difícil escribir. Afortunadamente, todo sigue siendo historia, como dijo Benedetto Croce, y es una buena oportunidad para escribir sobre una de las organizaciones mexicanas más importantes en el campo de la investigación y difusión historiográfica: la Academia Mexicana de la Historia.
La Academia nació en 1919 y su objetivo es el de conservar y difundir el pasado de México. Es correspondiente a la Real Academia de la Historia y ha tenido una historia difícil. Durante el siglo XIX hubo varios intentos de formar una Academia en México, pero no tuvieron éxito. Fue durante la Revolución Mexicana que un grupo de historiadores fundaron la Academia.
Arrostrando las dificultades, este grupo conformado por Francisco Sosa, Francisco Plancarte, Ignacio Montes de Oca, Luis García Pimentel, Mariano Cuevas, Luis González Obregón y Genaro Estrada, (entre otros) constituyó la Academia. sin embargo, durante años se reunieron en diversos locales, debido a la falta de dinero. Fue hasta 1953, gracias a las gestiones de Atanasio G. Saravia, funcionario del Banco de México, que la Academia pudo tener su propia casa, la cual por cierto, tiene la fachada de un antiguo palacio colonial.
Actualmente, la Academia está conformada por 30 miembros de número y varios corresponsales. Entre ellos se encuentran varios de los historiadores más importantes de México en distintas áreas, como Javier Garcíadiego, Andrés Lira, Alvaro Matute, Enrique Krauze, Jean Meyer, Elisa Vargaslugo, Clementina Díaz y de Ovando, Miguel León Portilla y otros.
Bajo la dirección de Gisela von Wobeser, la Academia organiza cada año varios ciclos de conferencias con distintas temáticas. Las más recientes fueron una historia del Porfiriato, cursos diversos sobre historia del arte mexicano y sobre la arquitectura del centro histórico de la Ciudad de México.
La Academia Mexicana de la Historia está en Plaza Carlos Pacheco #21, en el centro, y es uno de los orgullos de la comunidad historiográfica mexicana. Con su trabajo constante colabora a que la nuestra historia llegue a un público ávido por conocer las distintas caras de su pasado.
...Si tienes lista alguna novela sobre el pasado de México (o tienes ganas de escribir una), deberías aprovechar esta oportunidad. Reforma dio a conocer hoy la convocatoria para el Premio Bicentenario Juan Grijalbo de Novela Histórica.
La novela no debe ser menor a 200 páginas, tienes que entregarla antes del 1 de agosto de 2009, y será premiada con 400 mil pesos, además de que Grijalbo la publicará en 2010.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!