4 de enero de 2009

Una tradición muy mexicana: la rosca de reyes.


Por Carla Ruiz.


El día 6 de enero, la comunidad cristiana recuerda la llegada de los Tres Reyes Magos a Belén para entregarle obsequios al Niño Jesús. San Mateo el evangelista, cuenta que unos Magos llegaron de Oriente buscando al nuevo rey que habría de nacer. Se asume que eran "sabios" o astrónomos, llamados en aquella época como "magos", porque venían siguiendo una estrella que presagiaba la llegada del nuevo rey.

Durante la conquista, y para hacer esta fiesta más atractiva, los misioneros españoles les compartían a los indígenas (simbólicamente) los dones ofrecidos por los Reyes Magos a Jesús. Surgió la costumbre de ofrecer y recibir regalos, principalmente a los niños. En muchos lugares los niños tienen la costumbre de hacer cartas a los Reyes Magos donde les expresan lo bien que se han portado durante el año, y así les indican los obsequios que quieren recibir el día de Reyes. Esta carta la ponen los niños junto con uno de sus zapatos, ya sea abajo del árbol de Navidad o a un lado del nacimiento. Muchos niños prefieren atarla con un cordón a un globo y lanzarla a fin de que su carta llegue al cielo junto a los Reyes Magos. Durante la noche del 5 de enero, los niños esperan ansiosos sus regalos, pero será hasta la mañana del día 6 cuando podrán descubrir cuáles son los regalos que los Reyes Magos les dejaron en el arbolito de Navidad o en el nacimiento.

En otras ciudades mexicanas, se acostumbra hacer un desfile de Reyes, en el cual muchos carros alegóricos desfilan adornados con muchos colores especialmente para los niños, con música, payasos, gente disfrazada y no pueden faltar los Tres Reyes Magos, quienes que van regalándoles obsequios o dulces a los niños.

Desde hace siglos, las comunidades y familias en todo el mundo, celebraban con una merienda en la cual se partía un gran bizcocho o pastel. Cabe mencionar que algunas fuentes históricas indican que se trataba de una costumbre romana que la Iglesia unió a la celebración de la Epifanía. Sea como fuere, en la Edad Media el bizcocho o la Rosca de Reyes formaba parte de la merienda de la Epifanía.

De España esta tradición vino a México en los primeros años del virreinato. La merienda de los Santos Reyes se hizo tradicional con su rosca, la cual se acompañaba con el sabrosísimo chocolate, originario de estas tierras de la Nueva España.

La rosca es un bizcocho muy fino elaborado cuidadosa y delicadamente. Aunque el nombre de rosca indique que debería ser redonda, la Rosca de Reyes mexicana tiene forma oval. Ello se debe a que al ir en aumento el número de invitados a la merienda, hubo necesidad de agrandarla y aovarla. Para vestirla de lujo, suele decorarse con frutas cristalizadas como higos, membrillos, cerezas, etc., que la embellecen y mejoran.

No es fácil precisar cuándo se inició la costumbre de esconder en la masa de la rosca un Niño Dios de porcelana, pero por crónicas antiguas, se sabe que la usanza de colocar una confitura o un haba en la rosca era muy antigua. Quien encontraba el haba o el confite, estaba obligado espiritualmente a presentar el Niño Dios del Nacimiento de la casa en la iglesia cercana el 2 de febrero (llamado en México, Día de la Candelaria). Puede ser que la sustitución del haba o el confite por el niño surgió porque en algunas ocasiones el comensal ingería el trozo de la rosca con todo y haba a fin de evitar el compromiso. Seguramente alguna señora lista que un año se quedó sin Fiesta de la Candelaria y sin padrino para su Niño Dios, comenzó a introducir un niñito de porcelana difícil de ingerir —y más aún de digerir—, aunque todavía hay quienes se quedan sin fiesta porque en alguna forma, el que encuentra el niño se hace el disimulado o esconde discretamente la figurita. En otras palabras, para eludir el compromiso, “se hace rosca”.

Ello puede explicar que en nuestros días se coloquen varios niños en la rosca, bien sea para que se comparta el compromiso y resulte menos costoso, o bien porque resulta más difícil que sean varios los que escondan o coman al Niñito. En algunas provincias de México, para aumentar la animación de la merienda y la expectación de la sorpresa, se suele colocar en la masa de la rosca un anillo que significa matrimonio próximo, y un dedal que vaticina anual soltería. Fue así como en estas meriendas no sólo se iniciaban los compadrazgos y se fortalecía amistades con los vecinos, sino también romances con el pretexto de dedales y anillos. Hoy en día las cosas parecen haber cambiado, pero la costumbre de la rosca sobrevive, lo que alienta a pensar que es posible que las familias mexicanas puedan retomar la ancestral costumbre de merendar en familia y divertirse un poco con los amigos cercanos. Hay que aprovechar el toque comercial que tiene la rosca para impulsar el rescate de una bella tradición que estrecha los vínculos familiares y acerca a la comunidad vecinal.

El costo de las roscas de Reyes que comercializan unas 30.000 panaderías este año a lo largo y ancho del país varía de acuerdo a su tamaño y a sus ingredientes. Sin embargo, en promedio una rosca de un kilo tiene un precio de 85 pesos y está hecha para unas 10 personas. Las ventas comienzan justo después de Navidad y se suelen prolongar hasta más allá del 6 de enero, que es cuando mayoritariamente se consume.

La merienda de Reyes es nuestra, muy nuestra. Por ello, para facilitar la celebración, trascribo un par de recetas tradicionales para la elaboración de la rosca de Reyes. Debemos recordar que la rosca es un platillo delicado y que por tanto, requiere detalles y cuidados al elaborarse.


Laura Esquivel. Como agua para chocolate. Editorial Grijalbo

Jesús Flores y Escalante. Breve historia de la comida mexicana. Editorial Grijalbo

Salvador Novo. Cocina Mexicana. Editorial Porrúa

Sebastián Verti. Tradiciones Mexicanas. Editorial Diana



1 comentario:

  1. En España gozamos de esta tradición año tras año, bien relleno de crema, bien de nata; delicioso.
    Me gusta la nueva imagen de tu blog.
    Feliz 2009

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a los Trolls. ¡Gracias por participar!